HISTORIAS DE ÉXITO

EL GRAN AVANCE-TRATAMIENTO INNOVADOR PARA LME

El dispositivo de estimulación epidural, un tratamiento revolucionario para la lesión de la médula espinal, ha dado a nuestros pacientes algunos resultados notables. Tres de ellos comparten su historia aquí. Cada paciente ha dicho generosamente que está dispuesto a responder a las preguntas de otros pacientes con LME. Por favor contáctenos para más información.

Spinal Cord Injury Patient Isaac

ISAAC DARRELL, 32 – CANADA

 

Hace cuatro años, Isaac quedó paralizado de la cintura para abajo tras un accidente de buceo en su país natal Canadá . Después de investigar las opciones que podrían ayudar a mejorar su calidad de vida, descubrió la estimulación epidural y después de hablar con uno de nuestros representantes de pacientes,decidió emprender su viaje a Bangkok para empezar su tratamiento.

La historia de Isaac
Spinal Cord Injury Patient Andrew

ANDREW BELL, 30 – Reino Unido

 

En mayo de 2015, Andrew sufrió una lesión en la médula espinal después de que un conductor negligente golpeó su motocicleta. A pesar de haber sido informado por médicos en el Reino Unido de que nunca volvería a caminar, Andrew estaba decidido a lograr un resultado diferente. Después de aprender acerca de la Estimulación Epidural, Andrew viajó a Bangkok más tarde ese año para someterse al procedimiento.

La Historia de Andrew
Spinal Cord Injury Patient Brinston

BRINSTON TCHANA, 19 – Reino Unido / ESPAÑA

 

Después de ser golpeado por un auto conducido por un conductor ebrio, Brinston se quedó paralizado de la cintura para abajo con una lesión de la médula espinal T6. En octubre de 2016, Brinston viajó a Bangkok para su tratamiento de Estimulación Epidural después de enterarse del gran progreso que Andrew Bell había hecho con el mismo procedimiento.

La historia de Brinston
Spinal Cord Injury Patient Steven

STEVEN EDGE, 22 – AUSTRALIA

 

Steven, de 23 años, estuvo involucrado en un trágico accidente mientras montaba su motocicleta y después de que sus padres hicieron una investigación por internet, se enteraron de nosotros y decidieron hacer una consulta. Confiados en la información que recibieron y la comunicación que tuvieron con el Representante del Paciente, decidieron que sería mejor buscar el tratamiento disponible en Bangkok.

La historia de Steven