La estimulación epidural hace enormes mejoras con el paralitico canadiense

El campo médico lleva esperando durante décadas por un tratamiento que ayudará a pacientes con Lesión de la Médula Espinal a sobrellevar mejor los obstáculos de su día a día. La Estimulación Epidural, a pesar de ser una invención reciente, ha marcado un antes y un después para muchos y ha traído esperanza a todos aquellos que están en silla de ruedas.

Después de una breve cirugía durante la cual se inserta este dispositivo, habrá una implantación de electrodos que estimularán un gran número de acciones en la médula espinal. Esta técnica se considera un punto de inflexión para muchos pacientes que sufren de lesión de la médula espinal y ha tenido un impacto positivo en las vidas de muchos desde que fue creado por primera vez.

El proceso implica la implantación de electrodos diseñados para estimular diferentes acciones en la médula espinal, y ha tenido un gran impacto en la forma en que el mundo médico considera el tratamiento de las lesiones de la médula espinal. El implante se ha combinado con el uso de células madre mesenquimales y ha mejorado la vida de muchos. Como la vida de Isaac Darrell, uno de nuestros pacientes recientes.

“He oído que es una cirugía prácticamente no invasiva, no hay demasiadas complicaciones, ni riesgos involucrados y estoy bastante contento por eso”

La vida de Isaac cambió para siempre hace más de 4 años después de que quedó paralítico de la cintura para abajo debido a un accidente de buceo. Haber sido un atleta activo, para luego ser incapaz de usar sus miembros inferiores fue una difícil prueba para él y, sin embargo, Isaac decidió decididamente que no permitiría que su condición lo derribara. Había comenzado una ardua investigación de procedimientos que le ayudarían a recuperar su calidad de vida; Él haría todo para encontrar un tratamiento que lo ayudaría. Después de buscar en internet, encontró algunos sitios que hablaron sobre los beneficios de los tratamientos de células madre que se estaban haciendo en Bangkok, Tailandia. Fue entonces cuando decidió que esta sería la única opción que podría ayudarle a recuperar el uso de sus miembros inferiores.

Fue poco después de llegar a Tailandia que Isaac admitió lo impresionado que estaba con las instalaciones de primera categoría, incluso en comparación con los hospitales en Canadá, su país de origen. Una vez que se reunió con los médicos y todos los demás miembros del personal, se sometió a la cirugía de implante epidural. También recibió inyecciones de células madre destinadas a estimular el proceso de curación del área dañada de su columna vertebral.

Después de una breve recuperación, finalmente llegó el día para encender el dispositivo. Para su sorpresa, fue inmediatamente capaz de mover sus piernas por primera vez desde su horrible accidente e incluso fue capaz de levantarse por su cuenta usando barras paralelas.

A pesar de que Isaac no quería ser demasiado optimista, tenía fe en la terapia de estimulación epidural y habría sido feliz si hubiera obtenido cualquier tipo de mejora mínima del tratamiento. Afortunadamente, los excelentes resultados obtenidos fueron más allá de sus expectativas.
Con la ayuda, el apoyo y el amor de toda su familia, amigos y de todo el equipo médico, Isaac se siente fuertemente animado a seguir el camino hacia la recuperación total.